Santiago Vilella

Cómo vivir del periodismo en tiempos de crisis

PR09_LAMAREA_300413_SANTIAGOVILELLAHUERTAS

santiblogCada día se ve con mucha más claridad que para llegar a viejo en España se tendrá que trabajar, y se tendrá que trabajar muchos años para poder vivir una senectud “acomodada”. Sin embargo, en el país en el que nos ha tocado vivir no está siendo precisamente en los últimos años la panacea del trabajo y parece que el vivir apalancado en una oficina, o en nuestro caso en una redacción, podríamos catalogarlo como una muy difícil tarea, si no imposible.

Pero, ¿qué es el periodismo si no estar al pie de la noticia, manchándote en muchas ocasiones los zapatos, pasando calor o frío, y en verano incluso sudando? Pese a que según algún estudio, el de reportero es uno de los peores trabajos del mundo, continúa siendo uno de los más importantes, sobre todo en momentos en los que no queda más que la ‘pataleta’ de escribir para que otros se piensen si corrigen o no los planes o medidas que han llevado a cabo ‘por el bien del imperio’.

En un momento en que las relaciones laborales se están, cuanto menos, flexibilizando el periodismo no puede ser una rara avis. Las grandes redacciones con DSC_0045periodistas especializados dedicados a solamente una de un gran número de secciones, está desapareciendo. Sin embargo, están surgiendo nuevas redacciones diseminadas, con un bajo número de periodistas en plantilla, pisando mucho la calle, hablando con gente, incluso dejando un poco de la lado las notas de prensa y en muchas ocasiones hasta las ruedas de prensa/comparecencia: la segunda lectura comienza a tener el lugar que se merece. Toni Martínez, redactor de La Marea, estuvo hace unos días con los estudiantes de Periodismo de la UMH, explicando el proyecto recién nacido de la cooperativa Más Público.

Martínez explicó que el periódico para el cual ahora mismo trabaja, La Marea, surgió de una necesidad de los mismo redactores. El ERE del diario Público, realizado en abril de 2012, lanzó al paro a 126 trabajadores. 126 periodistas que no se desanimaron y decidieron montar sus propios medios de comunicación, teniendo presencia todos ellos la calidad en los textos, la profundidad, la suscripción, y el papel como lujo por el que pagar.

Eldiario.es, Infolibre, La Marea, Mongolia, EsMateria y Líbero, medios de comunicación nacidos de la desaparición de Público, han sabido reinventar los modelos de negocio que, según muchas voces agoreras, hacían del periodismo un negocio abocado a la bancarrota. Quizás no abunden entre el patrimonio de los redactores de los medios anteriormente citados coches de alta gama, chalés en PuertoBanús, o cuentas en Suiza. Sin embargo parece relucir entre sus trabajos y escritos la investigación, la contrastación, la especialización en alguno casos, y el buen estilo, aquellas características que no se deberían haber dejado de lado en ninguno de los casos para hacer periodismo.

Estamos siendo testigos del nacimiento de una nueva manera de ganarse la vida con el periodismo, en muchos casos, alejados de las grandes compañías editoras, o de las grandes compañías a secas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s