Práctica Grupal

La tecnología que modifica al periodismo para Ignacio Ramonet

El periodismo está sufriendo una transformación, un tornado que se incorpora a la realidad que sienten los profesionales de este gremio. Los despidos sombrean sus titulares, sus destacados, sus despieces y son la parte amarga de un breve del que nadie se acuerda. El público cada más exigente, no mantiene la fidelidad con ningún medio y demanda con todos sus derechos, que toda la información consumida tenga ese grado de gratuidad, provocado en cierta medida por unos medios comunicativos que no supieron controlar los fuertes oleajes del ciberespacio.  Ante todos estos vertiginosos cambios, no podría faltar aquellos que analizan lo que está sucediendo, y como ejemplo de ello los encontramos en los libros de  “La explosión del periodista” que habla de la relación binomial que debe existir entre el periodismo e internet, y el otro ejemplo lo encontramos en el libro “NewPaper” de Albert Monteagut.

Ficha técnica:

– Título de la obra: La explosión del periodismo. De los medios de masas a la masa de medios. 

– Título original:  L´Explosion du journalisme. 

– Autor: Ignacio Ramonet (Redondela, Pontevedra, 1943) Doctor en Semiología e Historia de la Cultura y periodista 

– Traducción: Begoña Moreno-Luque

– Fecha y  lugar de publicación: Mayo de 2011, Madrid

– Números de ediciones: Primera en mayo de 2011 y Segunda en septiembre de 2011

– Editorial: Clave intelectual

– ISBN: 978-84-9047-0-8

– Depósito legal: M-20913-2011

– Precio: 15 euros

– Año de edición: 2011

– Número de páginas: 160 incluyendo el índice, prólogo, y los siete capítulos que componen la obra y las páginas en blanco.

Ignacio Ramonet autor de este libro y gallego de nacimiento, argumenta que lo que ha escrito es una radiografía de la prensa impresa en un momento de la revolución digital y desarrollo en las redes sociales. Es evidente que internet ya no es el eco que se perdía en la lejanía, y de alguna manera los periodistas ya no lo consideran como una mera moda pasajera, sino que en muchos de los casos lo ven como una amenaza para la profesión. Para Ramonet la prensa escrita no desaparecerá pero sí se verá sometida a una transformación ligada al mundo del ciberespacio.

Captura de pantalla 2013-04-11 a las 01.50.08

La inmediatez es la competencia del informador, que tendrá que medirse en igualdad de condiciones con las publicaciones de otros informadores que no llegan a ser periodistas. La importancia no está en que tengas un título o no, está en lo que escribes, en lo que difundes para que el público esté enterado, pese a las duras batallas que mantiene el sector periodístico para preservar su exclusividad, esto puede ser preocupante a la hora de ofrecer un producto de calidad. No tardaremos en ver cómo la profesión comunicativa evolucionará adaptándose al momento y se comenzará a redactar la noticia en el mismo lugar donde ocurrieron los hechos, esta es la visión que hace un Ramonet optimista. La tecnologías son reemplazadas por otras más avanzadas, y las redes sociales como fenómeno de masas está cambiando la visión del mundo, considerando a los usuarios como los nuevos consumidores de información que interactuan con el autor del escrito.

La censura es propia de regímenes autoritarios, acostumbrados a amputar y prohibir la información, y a interponer obstáculos entre la información libre y los ciudadanos. No obstante, para Ramonet, en las sociedades democráticas se levanta una muralla tan infranqueable como la que suelen construir los dictadores. Se trata de un exceso de información que termina bloqueando el camino hacia el conocimiento. De allí el contrasentido: el ser humano contemporáneo corre el riesgo de convertirse en un ignorante saturado de información. No hay que olvidar, como dice Ramonet, que los medios de comunicación siguen siendo, en los Estados de Derecho, el único poder sin contrapoder, lo que crea un desequilibrio perjudicial para la democracia.

Captura de pantalla 2013-04-11 a las 02.06.09

Los documentos aparecidos en WikiLeaks han incomodado a muchos gobiernos que han visto cómo sus acciones en la sombra han salido a la luz pública. Para amordazar a la prensa y a este tipo de medios de información como WikiLeaks, los gobiernos proponen borradores ante una comisión de expertos para cambiar los Códigos Procesales Penales que limiten el derecho a la información. Esto supondría prohibir las revelaciones que resulten indispensables para asegurar el éxito en la investigación para casos de corrupción política, no dándoselo a conocer a los ciudadanos. Con esta medida silencia la voz de los medios de comunicación y se les mete a los periodistas en la cárcel como vulgares delincuentes, por el solo hecho de difundir la verdad. Propuestas de este estilo que estudia un gobierno como el español no es un caso aislado de impedimentos que se encuentra un periodista, ya que se da la circunstancias de que la prensa en cierto modo se nutre de las filtraciones, por ello, los gobiernos se sienten incómodos por tener que asumir sus responsabilidades, se amparan en la legalidad del sistema para delinquir impunemente y que el ciudadano no tenga más remedio que asimilarlo. Es evidente que WikiLeaks ha demostrado mucha más transparencia que cualquier medio informativo, tan sólo ha tenido una única repercusión que en muchos de los casos ha sido digna de estudio y en otros, temida por políticos de otros países por el efecto huracán que podría haber tenido. La revolución tunecina ha sido el ejemplo de difusión de información y la demostración para el mundo de cómo el descontento popular puede acabar con una dictadura cleptómana de no haber sido por los datos aportados por Julian Assange, es posible que no se hubiera llevado a cabo dicho levantamiento.

La audiencia es el objetivo principal de los medios de comunicación, obligando a sacrificar el código que se rige la deontología de la profesión. La credibilidad de la información y la exigencia en la calidad no deben de sufrir ninguna amenaza de extinción, un ejemplo se puede ven en Die Zeit.

Los Titulares alternativos serían:

  • El viejo modelo económico de negocio de pago en la prensa escrita ya no es viable.
  • Si en las redes sociales el ciudadano puede ser un periodista, que sentido tiene esta profesión.
  • La emigración a internet debe entenderse como una oportunidad no como una amenaza
  • Los ingresos publicitarios y el control de los medios por unos pocos agravan todavía mas la crisis periodística que ven mermar sus beneficios.
  • El hombre contemporáneo corre el riesgo de convertirse en un ignorante saturado de información.
  • El desprestigio de los medios de comunicación ha facilitado la caída de lo que se conocía como “cuarto poder”
  • El periodismo plural de periodistas, expertos e internautas es un modelo empresarial que ya funciona con éxito
  • Los poderes se sienten incómodos con las revelaciones de WikiLeaks que hace posible se de a conocer la información al ciudadano
  • El método metered system que el New Tork Times ha establecido cobrando a los lectores por su segundo clic a sus artículos puede ser la alternativa a la rentabilidad empresarial.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s